Te duele la cabeza y no te quedan aspirinas. ¿Qué haces?

__A._ Le pides una al vecino
__B._ Vas a la farmacia de la esquina
__C._ Recorres 200 km en bicicleta para conseguirla

¿Te imaginas que hizo él?

 
 

 


Makenzi tiene que desplazarse unos 200 km en bici cuando necesita medicamentos. Es enfermero en un poblado de Kasai (en la República Democrática del Congo), donde no hay farmacias. Así pues, cada mes él y otros enfermeros cogen sus bicis, viejas y escacharradas, y pedalean unos 100 km. hasta el Hospital de Kole, donde recogen las medicinas que les permitirán desarrollar sus tareas diarias.

Pero este trayecto en bici es sólo la última parte del largo recorrido que han hecho estos medicamentos. Salen en camión de Barcelona para llegar hasta Bruselas. Desde allí un avión los lleva a Kigali (en Ruanda), y en otro camión cruzan la frontera hasta Goma, a más de 100 km.

A los pocos días son trasladados a Lodja – 1.000 km – en un pequeño avión de comerciantes. A partir de aquí, debido a la falta de vehículos y al mal estado de las carreteras, los cargan en bicicletas para finalizar el último tramo hasta el Hospital de Kole, a 200 km. En total, este proceso puede durar más de un mes, o de dos.

El trayecto de los ciclistas (de 400 km entre ir y volver) dura cerca de 10 días. Duermen en los poblados, vigilando constantemente los posibles ladrones. A veces tienen que esconderse incluso de la propia policía, para que no les ‘roben’ su preciado cargamento. Cuando llegan a Kole, Makenzi puede tomar una de las cajas y llevarla a su poblado.

Pero, el hecho más sorprendente es que historias como esta continúen sucediendo diariamente en el siglo XXI.

 
 
Transportando medicamentos y mosquiteras de Lodja a Kole. 200 km
 
Transportando arroz de Kole a Kananga para venderlo. 500 km
 
Transportando carne seca, para su venta, de Kole a Kananga. 500 km
 
Recorrido de los paquetes, desde Barcelona a Kole.
 
 
Noviembre 2009 © Pobles Germans